David Maler, alma de gordito.

Por Avocado Food Magazine
| Fotografía Mariela Medina

Quien ve a David y su look de galán, no se imagina que este actor y director de cine tiene ese “alma de gordito” que nos confesó de entrada. Por años vivió en la boca del Río Chavón (La Romana) y cuando era chamaco se recuerda correteando en el restaurante de sus padres, donde servían una deliciosa comida Caribeña-Francesa. Es ahí, en ese lugar, donde entendió que había vida después del arroz, la habichuela y  el pollo guisado. A partir de ese momento también nació la teoría que aún mantiene, de que su papá enamoró a su madre con la comida que le cocinaba (Él debe estar practicando los mismos trucos con Nashla). David describe comer como uno de los placeres más grandes que se tiene al estar vivo, y en eso estamos muy de acuerdo, cocinar debería ser el 8vo arte.

Tiene meses cocinando su próxima película que pronto iremos a ver al cine. Parece que está conservando la figura porque dejó el alma de gordito descansando y se almorzó una ensaladita mientras conversaba con nosotros. “luces, cámara…¡buen provecho!”

Lugar: Vittos Trattoria |   Hora: 2:30PM


 Avocado: ¿Aparte de actuar y dirigir películas , te gusta cocinar?

David Maler: Me encanta, ¡ME ENCANTA!.

A: ¿Qué te gusta cocinar?

D: Hay un plato que me gusta mucho hacer, es de los primeros que aprendí a cocinar, “Salmón Glaseado” y bueno, el acompañamiento cambia, antes hacía soufflé de papa, ahora lo acompaño con quinoa.

A: ¿Te gusta cocinar o que te cocinen?

D: Me encanta cocinar, no siempre tengo el tiempo, pero lo disfruto mucho. Me gusta el ritual desde picar y preparar los ingredientes. Soy muy organizado, de lo contrario no lo disfruto.

A: ¿Eres Mañoso?

D: No, para nada. Para sobrevivir yo como lo que sea. Muy pocas veces en mi vida he devuelto un plato porque no me haya gustado.

5

A: ¿Cómo defines el sentimiento de comer? ¿Cón qué lo compararías?

D: Uf, con plenitud. Hay platos que para mi, se acercan a un orgasmo total (Wao!); un estado de Nirvana, cuando la comida está buena, claro. Ese primer bocado siempre es épico, me causa una relajación total.

A: Si tuvieras que reencarnar en un plato ¿cuál sería?

D: Bueno, puede sonar cliché pero, a mi me encanta el arroz con habichuelas, pollo guisado y aguacate (La bandera dominicana).

IMG_0431 copy

A: Hablemos del Aguacate, ¿qué tanto te gusta?

D: Me gusta mucho. Me parece un alimento muy noble, por su sabor. El aguacate es ese pana que tu invitas a una fiesta y nunca cae mal, siempre que llegue a tiempo.

A: Seguro tienes algún plato que te llega a la cabeza varias veces a la semana.

D: ¡Sí! Bueno, yo soy muy de temporadas, ahora mismo por ejemplo, tengo un crush con la Pizza de Ofo’s Foodtruck que hicieron en Trattoria Pizzarelli, es Mortal la como para el cheat meal. Luego están los “Fettucinis con camarones gratinados” de Trattoria Angiolino que son ¡espectacular!.

“Dejar comida en el plato, yo lo siento como un insulto.”

A: ¿Se relacionan la comida y el cine? 

D: Es curioso pensar que hay grandes directores que les encanta cocinar, incluso algunos son propietarios de restaurantes, por ahí hay relación. Podemos pensar que donde se encuentra la relación tanto en el cine como en la música, es que ambas llevan un proceso de “elaboración”, existe en ellas un final que se puede apreciar como un “todo”.

A: Para beber, ¿qué te gusta?

D: Mientras como, me gusta beber vino tinto.

A: Hablemos de Nashla, ¿ella te cocina?.

D: Nashla está aprendiendo a cocinar, hace poco le cogió el truco al Gazpacho lo cocina increíblemente bien, existe todo un proceso para cocinarlo y ella ya lo tiene muy medido. (Pronto tendremos que ir a verificar ese Gazpacho).

4

A: ¿Escuchas música para cocinar? 

D: ¡Sí, me encanta! (A Él le encantan muchas cosas, es un tipo apasionado). Cuando cocina me gusta escuchar la discografía completa de Chet Baker.

“Lo que más disfruto de cocinar es el ritual, abro un vino y disfruto desde preparar los ingredientes hasta la última copa de vino”.

 

3

Y para terminar aquí les dejamos un poco de la música que a David le gusta escuchar mientras cocina.